Lina Velásquez

Declaración de artista:

La muerte de un ser querido ilumina sobremanera la naturaleza visual de la fotografía; dice Armando Silva refiriéndose a su experiencia con el álbum familiar. Cuando la muerte tocó mi sensibilidad esta se tradujo en recuerdo frágil, desaparición y ausencia; una ausencia que busca ser compensada afectivamente a través de relatos y estudios de archivos familiares como las fotografías de álbum. Quitar, poner, rayar, cortar, velar, reordenar, volver a cortar, embalsamar, sobreponer, volver a pegar, intervenir la imagen fotográfica una y otra vez; las veces que sea necesario. Pues es ahí, en ese ejercicio, donde se devela lo incierto, impreciso, renuente e inestable que resulta el pasado cuando se quiere recrear en el recuerdo; un recuerdo inagotable que se re-interpreta en cada evocación.

No puede haber una imagen que no sea sobre destrucción y supervivencia (…) cada imagen (…) es testigo de la enigmática relación entre pérdida y (…) encuentro, olvido (…) y memoria. Nos dice que lo que muere, dentro de la imagen (…) sobrevive, vive y lucha por existir… Eso es la imagen misma. (Cadava, 2001, p. 35).

Proyecto conformado por Cuento de mujeres y Excavación microestratigráfica. Instalación (papel, fotografías escombros y sonido), dimensiones variables, 2019