Johan Gil

Declaración de artista:

Somos seres sociales por naturaleza y es fundamental para mí cómo la forma de relacionarnos se ve afectada y condicionada por esa característica; donde el desarrollo de la tecnología, la virtualidad, la internet, la ubicuidad, las redes sociales y la automatización, son componentes limitantes de nuestras nuevas formas de interacción, los cuales se convierten en elementos detonantes dentro de mi proceso creativo. Hace parte de mis objetivos generar cuestionamientos sobre lo percibido, sorprender, cautivar y motivar al espectador hacia la indagación.

Las narrativas presentes en mi trabajo se centran en las complejas consecuencias dadas cuando los cuerpos se virtualizan modificando las formas de percibir y ser percibido. Me interesa motivar al espectador a tomar consciencia de su ser, de su espacio y de su entorno, evidenciando fenómenos de sociedad donde el cuerpo se vuelve testimonio de lo efímero, eventos que cuestionan el valor de la vida y la presencia física del hombre. Quiero dejar constancia de cómo la sociedad nos moldea y en un acto recíproco hacemos lo mismo con ella en una relación de causa y efecto.

La virtualidad es el futuro de lo actual, la prospección, es la «Esencia de la mutación», de la transformación; la virtualización no puede ser catalogada bajo ningún [sic] juicio subjetivo con respecto a su afectación a las sociedades, es simplemente, un punto de partida que permite el desarrollo, impulsa los procesos de creación y abre horizontes. (Lévy, citado por Balestrini, 2010, párr. 2).

Proyecto Codificados 2019. Instalación, dimensiones variables, 2019